lunes, 25 de abril de 2016

Descubriendo las BARRERAS a la inclusión en el ABP

Fuente: http://siesporelmaestronuncaaprendo.blogspot.com.es/
Autor: Antonio Márquez

De todos es conocido que el Aprendizaje Basado en Proyectos, por definición, es una forma de trabajo en el aula que permite ofrecer un modelo de participación para todos, un modelo inclusivo. Pero la gran pregunta es: ¿es el modelo de ABP, por sí solo, inclusivo? ¿También para los ACNEAE?
No debemos caer en el error de realizar afirmaciones tan explícitas y directas si no damos unas adecuadas herramientas para que se produzca esa auténtica participación y progreso de todo el alumnado, incluidos los ACNEAE.
 
 
Por ello, este post me gustaría que fuese el primero de una serie de entradas en las que comparta con vosotros algunas sugerencias sobre cómo ajustar cada una de las fases de desarrollo de cualquier ABP, siempre desde mi punto de vista y con miras a ser abierto a sugerencias y aportaciones.

AJUSTES DEL MODELO ABP PARA LA INCLUSIÓN

Para la puesta en práctica del ABP en las aulas, se han de seguir una serie de fases o etapas desde su planificación hasta su evaluación. El objetivo que aquí se va a perseguir es el de tratar algunas sugerencias para la inclusión de los alumnos con NEAE. Y para ello vamos a comenzar con la fase de Planeación o Planificación Previa por parte de los docentes.

Planificación Previa

Para la planificación de cualquier Proyecto en el Aula debemos comenzar por definir a grandes rasgos una serie de elementos principales que nos irán guiando en la elaboración posterior y pormenorizada de cada una de las tareas, actividades y ejercicios que lo configurarán, así como en la propuesta didáctica del mismo.
Una buena forma de comenzar un Proyecto nos la propone el portal Conecta13 con su Canvas de ABP.
Para que un ABP se convierta en inclusivo debe partir de una evaluación inicial y análisis previo de los alumnos a los que va dirigido, su singularidad y sus necesidades educativas. Un mismo diseño de Proyecto puede funcionar en un grupo bien y en otro no tan bien porque las sinergias de cada grupo son diferentes. Por ello, yo propongo que a este Canvas le añadamos un nuevo cuadro al que llamaremos: BARRERAS.

Barreras debe ser un elemento que tenga un valor muy importante en el diseño del Canvas Inicial, ya que partiría del conocimiento y evaluación inicial de todos sus alumnos. Al diseñar el Canvas tendríamos que tener presentes en todo momento a cada uno de los alumnos que tenemos y prever con antelación las posibles barreras que puede suponer para ellos la elección del producto final, el diseño de las tareas, la difusión del proyecto, los recursos planificados...
Supone un gran cambio de mentalidad docente al entender que es el propio diseño del proyecto el que puede poner barreras a la participación de TODO el alumnado, y no como hasta ahora, donde es el alumno el que tiene problemas para ajustarse y participar en el modelo pre-diseñado.
Las barreras que podemos ponerles a nuestros alumnos pueden ser:

  • Barreras cognitivas: si sabemos de antemano que tenemos alumnos con dificultades para la comprensión de mensajes complejos, para la generalización, para la abstracción, para la relación o conexión de aprendizajes, dificultades en la autoevaluación, monitoreo..., debemos tenerlo presente en la fase de planificación, intentando que en cada uno de los elementos del Canvas propuesto se salven las barreras que puedan presentarse en el desarrollo del Proyecto.
  • Barreras comunicativas: puede que alguno de nuestros alumnos tenga problemas en la comprensión de mensajes, tanto orales como escritos; puede que tengamos alumnos a los que les suponga una barrera la expresión escrita de su trabajo; tenemos que prever si la comunicación entre iguales puede estar dejando algún alumno fuera. Solo con tener esto presente en el diseño previo del ABP ya estaremos dándonos cuenta de las posibles vías de exclusión del proyecto.
  • Barreras sociales: el aprendizaje cooperativo, la tutoría de iguales, los equipos de trabajo, son métodos de trabajo vinculados inequívocamente con el ABP. No obstante puede que algunos alumnos no tengan adquiridas las habilidades sociales necesarias para ponerlas en práctica, o que teniéndolas adquiridas no han alcanzado unos niveles adecuados de competencia social para participar en estos métodos. Son barreras que tenemos que prever para ofrecer alternativas en el diseño o ajustes en el modelo inicial planteado.
  • Barreas sensoriales o físicas: Un exceso de información visual (vídeos, imágenes, uso de TIC o TAC...) sin una adecuada previsión de ajuste supondrá una barrera a los alumnos con problemas perceptivo-visuales. Productos finales, tareas, actividades con un componente alto de información auditiva, sin los apoyos visuales o gestuales pueden ofrecer una fuerte barrera a los alumnos con problemas perceptivo-auditivos. Igualmente debemos prever las posibles barreras físicas que puedan suponer actividades que requieran de un basto conjunto de coordinaciones motrices complejas para la obtención del producto final.
 
Como he citado anteriormente, solo el hecho de tener este cuadro sobre barreras en el CANVAS supone una llamada de atención sobre los procesos inclusivos que determinará la forma de redactar el modelo, y la previsión de ajustes que necesitará en su desarrollo:
 
 

REAJUSTE DEL PROCESO

En esta fase de planificación docente previa del proceso, creada en grupo o de forma individual, tener en cuenta las posibles barreras ayuda a diseñar cada fase del mismo con una mente abierta a la diversidad de los alumnos. No obstante, podemos apelar al reajuste del proceso de diseño del ABP siguiendo la propuesta del mismo portal Conecta 13: SCAMPER
  • Sustituir aquellas propuestas que supongan la presentación de barreras por otras más accesibles y abiertas, que lancen puentes a la participación de todos.
  • Combinar diferentes formas de presentación de las actividades, uso de materiales y recursos, herramientas para la evaluación, uso de TIC... de forma que todos los alumnos tengan la posibilidad de elegir aquellas que mejor se ajusten a sus capacidades
  • Adaptar la propuesta didáctica del Proyecto partiendo de las evaluaciones iniciales de sus diferentes participantes y los logros o desempeños esperados para cada uno de ellos.
  • Minimizar las posibilidades de excluir a los alumnos con menos recursos cognitivos, sociales, físicos, sensoriales, comunicativos. Maximizar las formas de participación de los mismos.
  • Poner en otros usos las diferentes opciones planteadas a priori con un diseño estándar o cerrado. Prever alternativas, pensamiento divergente para ponernos en puntos de vista, intereses y emociones también diferentes. Contar con las expectativas de todos ante el Proyecto.
  • Eliminar todas aquellas propuestas que nos lleven a que los alumnos puedan ver la exclusión como una forma de ventaja sobre el otro, la segregación como modelos elitistas. Eliminar procesos donde no se entienda que todos sus miembros pueden participar de forma efectiva y exitosa en el desempeño global del producto.
  • Reordenar el proceso para que todos los pasos estén bien diseñados, sin obstáculos, sin barreras, con alternativas, con recursos, con materiales diversos, con actividades multinivel, con reformas accesibles.

2 comentarios:

  1. Si seguimos entendiendo inclusion como la solucion a los alumnos con NEES , es que ni entendemos lo que es, consecuentemete lo aplicamos mal y hacemos un flaco favor no solo al ABP, si no a la educacion es si...

    ResponderEliminar